• Reseña: SACRIFICE - "Torment in Fire" (1985)

    Este disco es lo más cercano a lo que es sentir una patada en la cara con chancabuques. Con un interesante demo sacado meses antes y que replican casi en su totalidad en este disco, este cuarteto canadiense nos maltrata con un thrash chacalesco, callejero, pero a la vez bien trabajado, algo así como un Destruction primario pero más técnico.




    Efectivamente, aquí hay mucho del trío alemán en su faceta más thrasher, desde los riffs desnucadores hasta la particularidad de la voz. Pero seré sacrílego: este debut me gusta mucho más que los dos primeros discos de los dioses alemanes. Urbinati y Rico son una dupla guitarrera bien afiatada que nos regalan riffs rápidos, oscuros, con toques hardcorianos y llenos de mosh y técnica. La voz de Urbinati le debe harto a Schmier y a Don Doty, en especial en los gritos agudos. Las líricas son de tinte ocultista. Y hasta le encuentro algunos chispazos del primer death metal ochentero, claro, por debajo de lo que hizo Possessed ese mismo año, pero en la misma senda. Lo malo es la producción, demasiado aguda y que no permite apreciar el gran aporte de los otros dos integrantes Watts (bajo) y Pynn (batería) quienes le dan contundencia a la banda. Y es curioso porque en el demo muchos de los temas los instrumentos sonaban más claros. Pero vamos, grandes bandas han tenido grandes discos con sonido nefasto. También se nota la novatería en algunos pasajes rítmicos ya que son buenas ideas pero regularmente finiquitadas. Su depurada propuesta thrash se apreciará en sus siguientes discos. Pero aun así es un debut thrasher a la altura de los debuts de los grupos más conocidos. Sacrifice en este debut es la síntesis de lo mejor del speed canadiense (Exciter) y el primigenio thrash (Destruction, Slayer y Metallica), ah! y con una marcada actitud punkie. Junto con Razor y Voivod quizás podamos hablar ya de un “thrash canadiense”, más salvaje que el americano y tan agresivo como el alemán o italiano, pero encantadoramente vital.
    Los mejores temas: "Sacrifice" (poguerazo de inicio a fin), "Warriors of death" (temón, thrash duro, rápido, demoledor), "Infernal visions", "Burned at the staked" (riff desnucador, aquí está el embrión de ese Sacrifice de técnica depurada, temón), "Necronomicon" (el thrash violento y técnico de los 80´s, bestial), "The exorcism" (instrumental técnico, simple, pero afiatado), “Decapitation” (acá está su lado más HxC, sobre todo en el coro) y "Possession". Tiene los huevos que le faltó a los Big Four en sus debuts, salvo Slayer. Si tanto aman el “Reign in blood” este debut tuvo casi la misma intensidad ... un año antes. A redescubrir este buen disco.

    Calificación: 7.5 de 10
    Este artículo originalmente fue publicado en el tema de foro: El rincón de los recuerdos metaleros iniciado por vpc Ver mensaje original

    Facebook comments



Heavy Metal Peru no se responsabiliza por las opiniones y comentarios vertidos por sus foristas. Estas son normadas por nuestras reglas del foro.

Este sitio web se visualiza mejor en una resolucion de 1376 x 768 pixeles