• Reseña de OVERKILL - "Feel the fire" (1985)

    Bien muchachos, a estas alturas del partido y por todo lo que estamos escuchando, ya debemos ser críticos con lo que conocíamos del metal ochentero y valorar realmente producciones que han sido olvidadas y relegadas, a veces pienso que de forma deliberada. Y lo enfatizo porque no entiendo cómo este disco no es considerado en muchas listas Metal como uno de los mejores debuts en la historia del Thrash.




    No voy a entrar en el debate si Overkill hizo Thrash antes que Metallica; lo único que me importa es saber que Overkill debutó con un disco thrash, como Metallica, y cada vez hizo mejor thrash, cosa que no hizo Metallica. Ahí lo dejo.
    Este disco es el extraordinario debut de una banda que ya desde su demo de 1983 destilaba heavy thrash aunque con una imagen entre glam y blacker. Aquí Overkill nos golpea con un thrash metal poguero, inmisericorde, con coros agresivos y riffs arrolladores. Salvo Slayer ninguno de los Big Four hasta este año me ha hecho poguear y moshear a niveles paranoicos como este disco. Seguro que Blitz y compañía tenían en mente patear culos cuando crearon esta magna obra. Era hora de poner las cosas en su sitio. A muchos no les gusta la voz de Bobby Blitz, pero para mí aquí está descollante, rabioso, estridente, se acopla bien a la propuesta musical que la siento como una mezcla de NWOBHM con la contundencia del thrash gringo y una buena dosis de punk ("Second son" es Maiden con rabia punk). Sí, porque esa cosa indescriptible que hace guardarlo en lo más profundo de mi memoria es su guiño al punk (no es gratuito que así comenzaran Blitz y compañía en la música). Salvo "Raise the dead" (que es más heavy power metal con un inicio bien Misfits), todos los demás temas destilan thrash superlativo. Cabe destacar lo afiatado de la banda en su conjunto. Esto es como un bulldozer destinado a atropellar. Gustafson no es Hammet ni Mustaine, pero ninguno le gana en fuerza y potencia en el rasgueo, esa mano derecha es oro puro y marca el camino a seguir en el thrash macho. Yo lo homenajeo porque él solito suena contundente como una dupla guitarrera; Verni es el otro cerebro de la banda y su bajo está consistente, y lo hará mejor en posteriores trabajos; Rat Skates, es potente y en él reside la buena dosis rítmica de punk del grupo. Lo único malo es la producción del disco, los instrumentos están como alejados, bajos, quizás con una producción a lo Anthrax esto sería descomunal. Me gusta tanto como el KEA, pero al que siento menos duro y potente frente al FTF. Overkill nos regala y regalará ese thrash duro, callejero, de huevos grandes, que caracterizará a las bandas de mediados de los 80´s, y no encuentro en niguno de los discos de Megadeth o Metallica. Concluyo con esto: no es su obra maestra, pero es el mejor ejemplo de lo que el thrash fue, es y nunca debió dejar de ser. Este disco es el preámbulo de lo que después será ese cañón DORA llamado “Taking Over”. Siento el fuego, Bobby, ¡!quémame, quémame!!
    Temas relevantes: “Rotten to the core” (puta mare, temón de temones, grito el coro hasta que se me revienta la garganta), "There´s no tomorrow" (carajo, así se combina rabia thrasher con tiempos acústicos y melancólicos, aprendan Lars, James y Cliff), "Hammerhead" (esto es lo que yo entiendo por THRASH, así con mayúsculas), "Blood and iron" (a estas alturas ya tengo sobredosis de thrash) y “Kill at the command” (otro tema causante de mi escoliosis aguda)

    Calificación: 9.5 de 10
    El siguiente link incluye al final un cover de Dead Boys, guiño a sus orígenes punk.
    Este artículo originalmente fue publicado en el tema de foro: El rincón de los recuerdos metaleros iniciado por vpc Ver mensaje original

    Facebook comments



Heavy Metal Peru no se responsabiliza por las opiniones y comentarios vertidos por sus foristas. Estas son normadas por nuestras reglas del foro.

Este sitio web se visualiza mejor en una resolucion de 1376 x 768 pixeles